¿Por qué mi restaurante no tiene éxito? - Tiller Systems
EducaciónEmprendimiento

¿Por qué mi restaurante no tiene éxito?

By octubre 17, 2019 octubre 22nd, 2019 No Comments

«La gente piensa que lo estamos haciendo solo por pasión, porque nos gusta recibir gente. Pero al final, esto es un negocio. Tienes que ganar dinero” – Ian Perreault, chef consultor.

Muchas personas quieren abrir un restaurante debido a su pasión por la cocina o por los negocios. Pero si abrir un restaurante ya es una tarea difícil, mantenerlo es un reto aún más grande.

Los números no mienten. Según un estudio de la Universidad de Ohio, alrededor de 60% de los restaurantes cierran después del primer año y el 80% no pasan la marca de 5 años. Si hablamos de España, podemos ver en un estudio de Alimarket del año pasado que mientras hubo 911 aperturas de nuevos locales, se cerraron casi 500 bares y restaurantes en todo el país. 

Estos cierres están relacionados principalmente con la falta de planificación y una mala gestión del negocio desde el principio. Y para que este sueño no se convierta en una pesadilla, debes ir a la fuente del problema. Por ello, te explicamos aquí los cinco motivos que pueden llevar tu restaurante al fracaso y, por supuesto, cómo atacarlos para que no te pase lo mismo. 

  1. Una mala elección del local

Al establecer tu plan de negocios, necesitas hacer una investigación de mercado. Esta te permite definir tu público potencial y, como consecuencia, la mejor ubicación posible para tu futuro restaurante. 

Si no haces una investigación de mercado, lo más probable es que te decidas por un local que no es adecuado para vender tus servicios y productos. Te encontrarás en una calle poco concurrida, en un lugar de difícil acceso o en un área con pocas tiendas, lo que dará poca visibilidad a tu restaurante.

Por lo tanto, es importante evaluar adecuadamente el potencial del barrio o región elegida. El análisis del tráfico y la competencia serán tus aliados para destacarte de los demás. En la búsqueda del local perfecto debes hacerte preguntas como:   

  • ¿Qué área se adaptará mejor a mi proyecto?
  • ¿Qué local puede asegurar el éxito de mi idea? 
  • ¿Cuáles son los hábitos de mi público potencial? 
  • ¿Tendré la oportunidad de destacarme entre mis competidores? 
  • ¿Esta zona tiene mucho movimiento comercial? 

Además, no dudes en preguntar a los emprendedores de la región acerca de sus experiencias trabajando en la ubicación elegida. 

Cuando encuentras un local con una buena ubicación, tu negocio se convierte en el paisaje diario de tus clientes y en parte del día a día del barrio. Y cuanta más visibilidad tengas, más oportunidad de ventas tendrás.

  1. Subestimar tus necesidades financieras

Un buen plan de negocios también incluye el análisis de las necesidades financieras generadas por la apertura de un restaurante. 

Establecer un plan financiero te permite definir todos los gastos que se esperan a corto y mediano plazo y también el beneficio que puedes conseguir con tu restaurante. Al hacer este análisis debes tener en cuenta distintos escenarios optimistas, realistas y pesimistas, considerando los porcentajes de gastos variables, márgenes de beneficio y volumen de ventas. 

Por supuesto, es difícil predecir 100% tu plan financiero. Pero te aconsejamos que seas lo más preciso posible, utilizando los datos reales de tus proveedores y la información que conseguiste en tu investigación de mercado. Un plan financiero mal redactado puede afectar tus rendimientos y los objetivos que quieres alcanzar.

Esta falta de planificación puede repercutir incluso en la apertura del restaurante y será el comienzo de un círculo vicioso. Obtención de permisos, mala contratación, estimaciones equivocadas de tiempos de entrega, pagos ​​de proveedores atrasados… la lista puede ser aún más larga. ¡Todo esto puede resultar en costes adicionales!

¡Pero no te preocupes! Te dejamos aquí un checklist que te permitirá verificar si tienes todo lo necesario para tener éxito en tus finanzas. 

– Puntos que tener en cuenta:

  • g¿Has completado todos los detalles de tu plan financiero?
  • ¿Cuál es tu estimado de pérdidas y ganancias?
  • ¿Cómo es tu plan de tesorería?
  • No olvides también que debes hacer un plan financiero pensando a largo plazo. ¡Considerando por lo menos 3 años!
  • Finalmente, establece el punto de equilibrio de tu negocio

Ahora, asegúrate de definir los artículos más importantes para el funcionamiento de tu restaurante y, por supuesto, plantear sus costes

  • Local, muebles y reformas 
  • Hardware, proveedores, productos
  • Contratación del equipo
  • Permisos legales para operar en tu local 
  • Marketing, comunicación, etc.

Esta lista ya te permite hacer una verificación inicial para estimar tus necesidades financieras. 

  1. Olvidarte de la experiencia del cliente

Los cambios en los hábitos de consumo y la aparición de nuevos conceptos de restaurantes han llevado a muchos restauradores a repensar sus ventas. No solo invertir en la elaboración de los platos, sino también en los detalles del local y del servicio. 

Según un estudio realizado por Event Bride para Harris, 3 de cada 4 millennials prefieren vivir una experiencia inolvidable que comprar un objeto de valor. Es decir, la experiencia vivida en el local es tan o más importante que la comida servida. Por ello, vender una experiencia que aporte un valor añadido a los clientes se convirtió en uno de los objetivos más importantes de los grandes restauradores.

Un servicio que no está enfocado en el cliente o un concepto mal definido pueden manchar la imagen de tu restaurante a largo plazo.

Más allá del aspecto físico y puramente financiero de tu negocio, ¿cuáles son los valores que quieres transmitir a tus clientes? ¿Has definido un concepto particular que te diferencia de tus competidores?

– Plan de acción

También puedes definir un plan de acción para diseñar la experiencia que deseas para tu local. A continuación te dejamos una lista de puntos a seguir: 

  • El escaparate: ¿es atractivo? ¿Qué mensaje transmites a través de ello?
  • La recepción: ¿hay alguien para dar la bienvenida a los clientes? ¿Un camarero o un manager? ¿Cómo quieres que tu público sea recibido?
  • La atmósfera: una vez que tus clientes estén en tu local, ¿qué tipo de atmósfera deseas transmitir? ¿Qué tipo de música de fondo quieres tener?
  • La toma de pedidos: algunos restaurantes permiten que sus clientes anoten sus pedidos ellos mismos. ¿Quieres seguir esta tendencia?
  • La cocina: ¿tienes un concepto particular de cocina? ¿Qué calidad de plato quieres ofrecer? ¿Tu oferta corresponde a la clientela de la región que elegiste?
  • Los detalles: ¡sé original y sorprende a tu público! Un ejemplo puede ser dejar mensajes personalizados en los recibos de tus clientes. 
  • La salida: al salir, tu cliente debe acordarse de la experiencia que vivió en tu local. Un dulce, un código de cupón para una próxima compra y una atención especial pueden marcar la diferencia.

¿Y después? La experiencia del cliente también puede continuar fuera de tu restaurante, ¡pero esto dependerá de tu visibilidad en internet!

  1. Un desarrollo demasiado prematuro

¿Tu restaurante ya tiene mucho éxito y crees que abrir un segundo establecimiento es tu próximo paso? ¡Muy bien! ¿Pero tienes todas las herramientas y recursos necesarios para garantizar tal crecimiento? ¿Tu objetivo es crear una cadena de restaurantes u otro establecimiento con un concepto totalmente diferente al primero?  

El éxito de un primer restaurante no es necesariamente sinónimo de crecimiento. De hecho, la apertura de un nuevo establecimiento implica costes y gastos adicionales. Además, estas nuevas inversiones también pueden afectar tu negocio actual.

Antes de valorar la posibilidad de expansión, es necesario determinar si las bases de tu negocio son sólidas. Aunque tu negocio sea rentable, debes preguntarte si estás realmente operando con un desempeño excepcional. Para ello, debes tener métricas financieras y monitorear tus tasas de rendimiento con precisión. 

En resumen, esta decisión debe ser considerada cuidadosamente. No solo porque puede llevar tu próximo restaurante a bancarrota, sino también porque afecta tu rendimiento general y limita las posibilidades de inversión en los restaurantes que ya posees. 

  1. Una comunicación ineficaz 

La mera presencia física de tu restaurante no es suficiente para darle visibilidad. Una comunicación ineficaz o inexistente puede convertirse en un talón de Aquiles para tu establecimiento. Para atraer y retener a tus clientes, es importante invertir en marketing y comunicación. 

Especialmente si consideramos los nuevos hábitos de consumo de la era digital. Ahora es muy probable que tus clientes potenciales busquen restaurantes a través de valoraciones y comentarios en internet. 

– Marketing

Desde el punto de vista del marketing, te recomendamos que apuestes por estas acciones simples pero muy efectivas:

  • Anuncios online. Actualmente los españoles pasan 5,2 horas por día conectados a internet. Por ello, al día de hoy tener publicidad en internet es tan o más importante que tener anuncios en la calle y distribuir flyers. Para impulsar tus ventas puedes apostar por anuncios en Google Ads o en redes sociales como Facebook e Instagram.
  • La tradicional distribución de flyers. Si quieres invertir también en el marketing offline, es más efectivo distribuir los flyers en pequeños formatos. Estos pueden ser almacenados en cualquier lugar y te ayudan a transmitir tu mensaje de manera más efectiva. 
  • Ofertas promocionales. Te permiten atraer clientes potenciales que pueden estar interesados ​​en tu establecimiento. Esta es una oportunidad para hacerles descubrir tus especialidades, tus platos estrella y así hablar sobre tu restaurante.
  • Tu página web. Tu web representa una segunda vitrina para tu restaurante. Un cliente que no tiene la oportunidad de encontrar la información o el servicio que necesita en tu tienda física, te encontrará más fácilmente por internet. Por lo tanto, es necesario trabajar en tu SEO para tener más éxito en los buscadores online como Google. En tu web los clientes podrán descubrir tu carta, familiarizarse con la atmósfera de tu restaurante y también saber dónde encontrarlo.

– Comunicación online

En términos de comunicación, es muy importante tener perfiles en redes sociales y alimentarlos constantemente con contenido de calidad. Las opiniones dejadas en Google reviews y páginas web especializadas también te ayudarán muchísimo con la visibilidad de tu restaurante. 

La forma en que administras tu reputación online puede mejorar o empeorar la imagen que el público tiene de tu negocio. Una mala reputación electrónica puede llevar a un efecto dominó: pérdida de clientes, un mal ambiente laboral, desconexión de tus inversores, etc.

Las valoraciones y comentarios de los clientes son importantes para el éxito y el rendimiento de tu negocio. No solo porque estás fidelizando a alguien, sino también porque las valoraciones son una manera de conquistar aún más clientes. Por lo que debes tenerlos en cuenta para mejorar tu negocio y contestar a los comentarios siempre que sea posible. En nuestro artículo «Reputación online: saca partido de las valoraciones de tu restaurante» te explicamos cómo administrar tu reputación online. Así, podrás promover el intercambio y la retención de tus clientes.

Esperamos que puedas reflexionar sobre estas 5 razones que pueden llevar un restaurante al fracaso. Y, por supuesto, que utilices las técnicas que te enseñamos aquí para revertir esta situación.