Los colores en la restauración: ¿cuál es el mejor tono para tu negocio? - Tiller Systems
EducaciónTendencias

Los colores en la restauración: ¿cuál es el tono más adecuado para tu negocio?

By octubre 3, 2019 No Comments

Si estás empezando a montar tu negocio, es muy probable que te preguntes cómo será su aspecto. Puede no parecerlo, pero en restauración los colores son muy importantes, un punto clave para crear el ambiente que deseas y una experiencia que refleja todos los valores de tu marca. 

Encontrar los tonos correctos para la decoración de tu restaurante no es una cuestión de gustos, sino de branding (identidad de marca). Según la Psicología de los Colores de Eva Heller, estos actúan sobre los sentimientos, estimulando distintas sensaciones. Influyendo no solo en la comodidad del local, sino también en el apetito. 

Por eso te explicaremos en este artículo la importancia de los colores en la restauración y el paso a paso para llegar a los tonos que te ayudarán a vender más. 

¿Empezamos?

Conoce a tu marca 

En primer lugar, es muy importante tener bien definida la identidad de tu restaurante. Más allá de los detalles básicos, como el tipo de comida que vendes y el barrio donde estás ubicado, debes hacerte preguntas más específicas, como: 

  • ¿Qué me incentiva todos los días a emprender? 
  • ¿Por qué creo que mi negocio será un éxito?
  • ¿Qué valores quiero aportar a los clientes? 
  • ¿Cómo la experiencia de mi restaurante influye en el día del consumidor?
  • ¿Cuánto será el tiempo de atención de mi establecimiento? 
  • ¿Cuáles son los próximos pasos de mi negocio?
  • Si pudiera traducir mi restaurante en un sentimiento, ¿cuál seria?

Conoce a tu público

Antes de empezar a montar tu local, debes enfocarte en algo que ya existe: tu público potencial. Tus futuros clientes ya existen y están solo esperando la apertura de un restaurante que cumpla con sus necesidades. 

Pero, ¿quiénes son estas personas? ¿Dónde viven? ¿Son familias, estudiantes o clientela de oficina? ¿Cuáles son sus intereses y sus motivaciones? ¿Cómo atraerlos? ¿Qué tipo de experiencia los haría volver? Entender los deseos y dolores de los clientes es esencial para diseñar un local sorprendente y con una decoración adecuada.

A partir de ahí, deja volar tu imaginación y determina qué sentimientos, impresiones y atmósfera quieres transmitir.

Haz una inmersión completa

Para encontrar los mejores colores y, por consecuencia, la decoración de tu local, debes escuchar y confiar en tus ideas, ya que ellas son la esencia de tu proyecto. Por ello, te recomendamos que hagas una inmersión completa en tu universo. 

Por ejemplo, si quieres abrir un restaurante de fusión de cocina thai y peruana, ya tendrás conocimiento acerca de estas dos gastronomías. Pero ¿sabes más detalles de sus culturas? Sus tradiciones, su música popular, población, arquitectura, vegetación… son múltiples detalles que pueden ayudarte a crear el ambiente perfecto y una experiencia de inmersión única también para los comensales.   

Para estudiar estos detalles no hace falta que te vayas de vacaciones, tampoco que pruebes todos los restaurantes del mundo que ofrecen una gastronomía como la tuya. Pero te recomendamos que leas y que asistas a todo lo que puedas acerca del tema que escogiste para tu local. 

A través de tus elecciones de decoración, también es importante que transmitas emociones positivas, ¡verás que tus clientes serán receptivos a cada pequeño detalle! Juega con las texturas, los materiales y diviértete con tu tema para mantener la armonía del local. Cuanto mejor te sientas en tu restaurante, mejor se sentirán tus clientes. La ecuación parece simple, ¡pero es verdad!

Y, si puedes, integra los 5 sentidos pensando en la luz, la música o incluso en un ambiente olfativo discreto para crear una experiencia que despierte todos los sentidos. En la restauración, la experiencia del cliente implica la vista, el gusto, el olfato, el tacto y el oído.

Encuentra tu identidad visual gracias a los colores

En el aspecto visual, los colores son parte importante de la atmósfera que deseas transmitir. De hecho, si los clientes no necesariamente se dan cuenta de la influencia del color, estarán aún más cómodos con tu propuesta y tu local. Además, el tono adecuado a tu tema puede animarlos a consumir más.

Colores estimulantes: rojo, naranja y amarillo

Transmiten energía, felicidad, acción y entusiasmo. Son comúnmente vistos en cadenas de fast food, ya que estimulan a que los clientes coman rápido y se queden poco tiempo en el local. Sin embargo, es recomendable usarlos con prudencia. Una habitación completamente cubierta de rojo, por ejemplo, puede ser demasiado estimulante y alejar a tu público potencial. 

Sugerimos que utilices el rojo en detalles y lo combines con colores más neutrales, como tonos claros de gris. Los naranjas y amarillos pueden ser vistos en muchas panaderías y cafeterías. No solo por la sensación de rapidez de estos colores, sino también porque son muy similares al color de sus productos. 

Colores calmantes: azul y tonos pasteles. 

El azul que tanto encontramos en las redes sociales transmite la calma y tranquilidad necesaria que nos permiten pasar horas mirando a una pantalla sin preocuparnos por el tiempo.  Por eso, también lo encontramos en muchos dormitorios y hospitales. 

El azul puede ser inhibidor del apetito, principalmente si utilizas azul claro por todas las paredes. Por otro lado, este color está muy conectado a todo lo que viene del mar. Así que es muy recomendable para restaurantes especializados en mariscos y pescados. Jugar con tonos más oscuros de azul (como el de Tiller) con otros colores, como el blanco y tonos complementarios (amarillo y naranja) para los detalles, te ayudará a salir del lugar común. 

Colores naturales: verde y marrón. 

Tonos de verde y marrón transmiten un regreso a los orígenes, el contacto con la naturaleza, y, por supuesto, con todas sus frutas y vegetales. Por esto, los símbolos de ingredientes orgánicos y vegetarianos siempre están representados por un color verde.

En los últimos años las tendencias de comida sana y flexitariana se pusieron muy de moda y empezamos a ver cada vez más restaurantes utilizando estos colores. Pero los colores naturales no se restringen solo a los locales de comida saludable. Starbucks, por ejemplo, utiliza en su logo y en sus locales tonos de verde y marrón para reforzar el origen de su café y la comodidad de sentirse como en casa. 

Colores neutrales: blanco, gris y crema. 

Estos tonos confieren una apariencia más minimalista a cualquier local y también tienen su toque de clase. El blanco, el color por excelencia del vestuario de los chefs de cocina, es sinónimo de higiene, pureza y perfeccionismo. 

Los colores neutrales son ampliamente utilizados en restaurantes de alta cocina. Pero ojo para no quedarte en lo obvio. Lo ideal es mezclarlos con puntos de color, en detalles de menaje, plantas y luminarias.

Lo importante es que escojas una paleta de colores que se adecue al estilo de tu restaurante y a tus objetivos y no lo dejes al azar. Cuéntanos si estos consejos te fueron útiles y, por supuesto, no dejes de mirar el nuevo color y el nuevo branding de Tiller.