Las 10 reglas de oro para emprender en restauración - Tiller Systems
EducaciónEmprendimiento

Las 10 reglas de oro para emprender en restauración

By agosto 22, 2019 No Comments

Artículo escrito en colaboración con Unilever Food Solutions, proveedor y colaborador indispensable para miles de chefs en todo el mundo. 

Con el éxito de programas culinarios como Top Chef o Masterchef, el mercado de la restauración ha sido largamente democratizado. Esta tendencia también incentivó el surgimiento de nuevos tipos de restauradores y restaurantes. Por ello, hemos preparado una lista con las reglas de oro que debes tener en cuenta al emprender en restauración y abrir tu local.

emprender en restauración

  1. Hazte las preguntas correctas 

Al día de hoy nos encontramos con un difícil reto en el mercado de restauración: 1 de cada 2 establecimientos cierra sus puertas después de tres años de servicio. Debido a esta dura realidad, sugerimos que dediques un tiempo a hacerte las preguntas correctas para comprender mejor tus motivaciones antes de emprender en restauración. 

Para ello, te dejamos aquí algunos puntos sobre los cuales deberías reflexionar.

  • ¿Tengo las competencias necesarias para gestionar una empresa?
  • ¿Mis objetivos personales están alineados con mis objetivos profesionales? 
  • ¿Estoy listo para dedicarme a ello al 100%?

Si la respuesta a todas estas preguntas es sí, puedes empezar a plantearte la creación de tu negocio. 

 

  1. Define tu concepto 

Ahora que estás preparado para lanzarte al mundo de la restauración, puedes empezar a pensar en el concepto de tu restaurante. 

Encontrar la identidad de tu establecimiento no es una tarea sencilla, pero es importante que le dediques tiempo, pues es un factor fundamental para alcanzar el éxito. Sea a través del tema, del tipo de gastronomía ofrecida, de los colores utilizados o incluso de la música de ambiente, piensa en aquello que te motiva a ti y a tus clientes. 

 

  1. Realiza un estudio de mercado 

Una vez que tengas el concepto claro, debes realizar un estudio de mercado para establecer su viabilidad. Más allá de saber si hay un mercado para tu proyecto, este estudio te ayudará a determinar cuál es la competencia de tu negocio y cuáles son tus competidores directos e indirectos. 

El estudio de mercado te permitirá descubrir en qué tipo de clientela deberías enfocarte: familias, estudiantes o trabajadores en su horario de comida. Además, también te ayudará a establecer una franja de precios para tu carta. Esta etapa es absolutamente necesaria para pasar a los próximos pasos y tener un negocio coherente y realista. 

 

  1. Encuentra tu local 

La investigación de mercado también te ayudará a determinar la mejor región de la ciudad para montar tu negocio. El ambiente del barrio y del comercio local son puntos que marcan la diferencia y que pueden atraer a más clientes. La zona que elijas también estará muy conectada a tu target. Por ejemplo, si estás en un barrio más comercial es natural que atraigas a una clientela de oficinas por encima de familias. 

Otro punto a considerar, independientemente del público, es la calidad del local. Tener una fachada atractiva, accesibilidad y otros comercios próximos a ti son algunos de los elementos fundamentales a tener en cuenta antes de firmar el contrato. 

 

  1. Formaliza tus datos legales

Esta etapa es la más burocrática cuando vas a emprender en restauración, pero es la que viabiliza la apertura de tu negocio. Hay diversos trámites legales a tener en cuenta, como el registro en el Ministerio de Hacienda, la inscripción en el Registro Mercantil y en la Tesorería de la Seguridad Social. 

Los trámites varían de acuerdo con el tipo de empresa que quieres abrir. Es decir, si deseas montar una empresa como una sociedad limitada o si quieres hacerlo como un empresario individual. 

 

  1. Diseña tu Plan de Negocio 

El principal objetivo de esta etapa es garantizar el éxito de tu restaurante a largo o a corto plazo, pero no es el único. El plan de negocio también es utilizado para probar la viabilidad de tu negocio ante un inversor o ante el banco.

Si necesitas una financiación y no tienes un plan de negocio sólido, es prácticamente imposible que consigas un crédito. Este será el responsable de probar a terceros que tu establecimiento será capaz de alcanzar un rendimiento ideal para devolver el valor del préstamo.

 

  1. Encuentra el nombre ideal para tu restaurante

Ya debes saber que encontrar el nombre perfecto para tu negocio no es algo sencillo. Se trata de uno de los detalles más importantes para definir la identidad y el branding de tu empresa, ya que es el primer punto de contacto entre tu clientela y el establecimiento.

Ten en mente que el nombre que elijas tendrá un impacto psicológico sobre tus clientes, pues asociarán directa o indirectamente la palabra a una imagen o una sensación. Lo ideal es que el nombre de tu restaurante esté conectado al estilo que has escogido para tu local y que pueda ser recordado fácilmente.

 

  1. Presta especial atención a tu carta

Tu carta es uno de los principales atractivos que tu restaurante debe ofrecer. Más allá de los platos que sirvas, su apariencia y disposición influyen en la experiencia del cliente. Una carta bien redactada, estructurada, con imágenes en alta calidad y un buen diseño es esencial para atraer la atención del comensal y abrirle el apetito. 

En este caso, menos es más. Lo ideal es tener un menú muy objetivo, con las especialidades de tu restaurante y un diseño limpio donde se puedan encontrar muy rápidamente los platos deseados. Una carta reducida no solo ayudará el cliente a encontrar lo que busca, sino también te ayudará a controlar el stock de materia prima. 

 

  1. Ofrece un servicio de calidad

La célebre frase de Oscar Wilde, “no hay una segunda oportunidad para una primera impresión”, no podría ser más acertada. La satisfacción del cliente y la reputación de tu negocio pueden ser medidas a través del servicio y un cliente perdido normalmente no se recupera. 

Por ello, es importante entrenar constantemente a tu personal para atender a tus clientes de la mejor manera posible. Eso no solo implica educar a tu equipo de camareros para que sepan todos los detalles de tu carta, sino también para que tengan el vocabulario y el lenguaje corporal adecuados. 

 

  1. Apuesta por tu equipo 

Como debes saber, tu restaurante no es nada sin tu equipo. Contratar talentos es muy importante, pero retenerlos lo es aún más. Además, tener un ambiente de trabajo sano y alegre, motivar a tu equipo a ejercer mejor sus funciones se refleja en el servicio.

Sugerimos que te reúnas regularmente con tus empleados para compartir con ellos no solo los feedbacks acerca de su trabajo, sino también del éxito en general de la empresa. Entender por qué se trabaja y el impacto que cada uno tiene tanto a nivel de equipo como individual es esencial a la hora de motivar a tus empleados.

 

¡Llegamos al final de esta guía! Ahora que ya sabes la 10 reglas de oro para emprender en restauración, puedes aventurarte en el mundo de la gastronomía.