5 problemas de comprar una caja registradora de segunda mano - Tiller
BlogNoticias

5 problemas de comprar una caja registradora de segunda mano

By julio 19, 2017 agosto 23rd, 2019 No Comments

caja registradora de segunda manoEmpezar un negocio es costoso. Incluso para abrir un pequeño comercio o restaurante a menudo se gasta más de lo planificado: alquiler, sueldos, suministros, asesorías, seguros, publicidad… al inicio la lista puede parecer interminable. Es por ello que muchos emprendedores optan por comprar una caja registradora de segunda mano, ¿pero es una buena idea? A continuación te presentamos los 5 principales problemas de adquirir un TPV usado.

.

1. La tecnología es antigua

La caja registradora es el timón de tu negocio (¿has visto nuestro logo?) y necesitas una que te ayude a controlar su dirección. Al comprarla usada probablemente termines con una de las típicas y aparatosas máquinas de botones, o peor… ¡con un TPV táctil que no te ofrezca más funciones que cobrar! Nada mejor que empezar tu negocio con buen pie con una caja registradora moderna que te ayude a gestionarlo y analizarlo (¡como Tiller!).

.

2. La caja no se adapta a tu negocio

¿Imaginas manejar un restaurante con una caja que no te permita separar la cuenta? ¿O administrar tu comercio sin poder personalizar el catálogo? Comprar el TPV de alguien más tiene una gran desventaja… ¡no está hecho para tu negocio! Solo puedes escoger entre las opciones de segunda mano disponibles en el momento y no tienes la opción de adquirir aquella que tenga todo lo que estás buscando. Necesitas un punto de venta rápido e intuitivo que se adapte a tu establecimiento y le siente como un guante.

.

3. No hay forma de conocer su condición

No es secreto para nadie que hay muchas estafas al comprar artículos de segunda mano. El único objetivo del vendedor es obtener el mejor precio posible y a menudo “olvidan” mencionar la verdadera condición del equipo. Incluso si tienes la posibilidad de ver la caja registradora en persona y compruebas que todo está en orden, hay problemas que no pueden detectarse a simple vista. ¿Qué pasa si falla y te ves obligado a comprar otro TPV un par de semanas después?

.

4. No tiene garantía

La garantía es uno de los problemas que más preocupa a quienes compran un artículo usado… ¿imaginas si algo sale mal? Puede que el periodo de garantía haya pasado, que solo aplique para el primer comprador o que no te proporcionen la prueba de compra que necesitas para reclamarla… ¡y ni hablar de posibles estafas al momento de pagar! Protege tu negocio y olvídate de todas estas preocupaciones comprando una nueva caja registradora.

.

5. No sabes cuánto durará

Es cierto que al comprar un punto de venta nuevo no sabes exactamente cuántos años durará, pero puedes tener un estimado. Al adquirir una caja de segunda mano quizás ahorres un poco de dinero, pero no hay forma de conocer cómo se le ha tratado y cuánto uso se le ha dado: podría durar un par de años… o un par de semanas. Tomando en cuenta la falta de garantía, esto podría representar un gran problema para tu negocio.

.

Las compras de segunda mano pueden ayudarte a reducir los costes de tu establecimiento, pero la adquisición de un punto de venta es un paso esencial que no debe ser tomado a la ligera (échale un vistazo a nuestro formulario de contacto). Inicia tu negocio con buen pie con una caja registradora del futuro como Tiller: un sistema que te permite ganar tiempo, fidelizar a tus clientes, simplificar tu día a día e incluso aumentar tus ventas. Créenos, ¡no se puede pedir nada más!

Publicado por

Mariana C.

Fecha

19.07.17

¡Suscríbete a nuestra newsletter!