6 formas de ahorrar dinero al empezar tu negocio - Tiller Systems
EducaciónEmprendimiento

6 formas de ahorrar dinero al empezar tu negocio

By junio 14, 2019 No Comments

Si estás pensando en montar tu propio negocio te espera un gran desafío: reducir todo tipo de costes. En esta etapa inicial cada centavo cuenta e incluso el más mínimo ahorro puede impactar la rentabilidad de tu proyecto. Por ello, en este artículo reunimos 6 consejos clave para pequeñas empresas en busca de ahorro.

Controla tus gastos

Puede sonar básico, pero muchos emprendedores lo pasan por alto. A medida que tu proyecto se desarrolla, es necesario reconsiderar los gastos en relación con los objetivos que te hayas fijado. Esto significa analizarlos frecuentemente y hacer los ajustes necesarios para mantenerte encaminado. El objetivo es identificar los costes que deben moderarse o incluso suprimirse de ser necesario.

¿Algunos ejemplos? Según el tipo de negocio, puedes empezar desde casa o un coworking en lugar de alquilar un espacio propio. También puedes trabajar con la figura del intercambio de bienes o servicios para evitar problemas de liquidez. Otra idea es reducir el enfoque de tu negocio: limita tu oferta para controlar tus gastos y enfócate en productos de mayor calidad.

Sigue todas tus cifras

Es imposible tomar buenas decisiones a ciegas. Si bien en la era del Big Data es común apostar por un software de análisis de datos, para una pequeña empresa puede parecer una inversión innecesaria. Para ahorrar tiempo y dinero es fundamental que los emprendedores tengan el control de todos sus datos y la tecnología puede facilitar esta tarea.

El back office de Tiller, por ejemplo, permite seguir la actividad de tu establecimiento en tiempo real desde tu TPV, móvil u ordenador. Puedes monitorizar las ventas de cada uno de tus productos, identificar los más y menos vendidos en tiempo real, cuáles son los más rentables para tu negocio y cuánto. En definitiva, automatizar procesos y encontrar sistemas que permitan simplificar tu trabajo y el de tus empleados es una inversión que te beneficiará a largo plazo.

6 maneras de ahorrar al empezar tu negocio

Opta por el marketing online

Las estrategias de marketing en línea te permiten obtener buenos resultados sin necesidades de invertir grandes cantidades de dinero. Si bien los anuncios pueden parecer un tema complicado e intimidar a cualquiera, las redes sociales los han hecho tan accesibles que incluso los pequeños negocios pueden sacarles provecho.

Puedes empezar invirtiendo muy poco dinero y evaluar cómo funciona. Facebook e Instagram, por ejemplo, te permiten promocionar cualquiera de tus publicaciones con tan solo pulsar un botón. Otras ideas: empieza un blog, implementa un programa de referral entre tus clientes y construye tu marca en las redes sociales.

Ahorra en energía

Para una pequeña empresa cada centavo cuenta. No dudes en cambiar las bombillas de tu local por bombillas LED de bajo consumo y establecer reglas estrictas entre tus empleados para ahorrar energía. En caso de que estés dispuesto a invertir a largo plazo, también puedes revisar el aislamiento térmico de tu local. En espacios con calefacción y aire acondicionado, un buen aislamiento permite un ahorro sustancial de electricidad. Por último, si quieres ir aún más lejos, opta por un medidor que analice tu consumo de electricidad en tiempo real.

En esta línea ecológica, ahorrar papel también puede ayudarte a reducir considerablemente tus gastos. Asegúrate de trabajar digitalmente y ofrece a tus clientes facturas en línea.

Compra al por mayor

La lógica es simple: cuando compras productos en grandes cantidades, los vendedores ofrecen grandes descuentos. Incluso si tienes una empresa pequeña, identifica los bienes no perecederos que se consumen a gran escala y cómpralos al por mayor para ahorrar costes y aumentar beneficios.

Una vez que tengas una relación con tus proveedores puedes empezar la negociación. Si eres consistente a la hora de hacer pagos, puedes pedir descuentos, aplazar los cobros o pactar las condiciones más convenientes para tu negocio.

Construye tu plantilla estratégicamente

Cuando un proyecto está en su fase inicial, es inevitable que los empleados se vean obligados a hacer un poco de todo. Por ello, en lugar de contratar a alguien altamente calificado en un área específica, puede resultar más conveniente optar por personas eficientes en distintas áreas.

Otro consejo clave es implementar estrategias para optimizar la productividad desde el inicio. ¿Algunos ejemplos? Minimizar distracciones, limitar acceso a posibles pérdidas de tiempo, establecer objetivos con fechas tope, controlar el uso del tiempo de tus empleados y programar bloque fijos para reuniones.

 

Como puedes ver, la flexibilidad de las pequeñas empresas permite tener un mayor control de los gastos. ¿Cuáles de estas estrategias planeas implementar?