Del fast food al fast good: la revolución gastronómica - Tiller Systems
EducaciónTendencias

Del fast food al fast good: la revolución gastronómica

By julio 29, 2019 No Comments

La alimentación, y en consecuencia la restauración, están en constante cambio y evolución. No solo las recetas e ingredientes, sino también los hábitos y costumbres que acompañan la comida. Por ejemplo, ya no nos reunimos con toda la familia para comer cada día y ya no tardamos toda una tarde en un almuerzo, excepto si se trata de una fecha especial. 

A mediados del siglo pasado la cultura del fast food empezó a expandirse alrededor del mundo, cambiando los hábitos de la población y el tiempo que dedicamos a la comida. La llegada de los años 2000 aceleró aún más el proceso y nos acostumbró a tener todo disponible al momento. La “cultura de la inmediatez” está presente en nuestro día a día, en las compras del supermercado, en las compras online y, por supuesto, en la restauración. 

Los avances tecnológicos y la digitalización de la economía son algunos de los responsables de este modo de consumo. La automatización de los procesos, sea a través del móvil o de páginas web, y la digitalización de los datos nos permiten pedir todas las compras del mes y tenerlas en casa en menos de 25 minutos. Hecho que sería imposible en la época de nuestros padres. 

Esta aceleración del consumo también ha afectado la producción y distribución de la comida rápida. Al día de hoy muchos tipos de platos pueden ser producidos y entregados en minutos. Al final, fast food ya no es sinónimo de hamburguesas y refrescos extra grandes, ahora también incluye opciones más sanas, elaboradas e incluso más costosas. 

Del fast food al fast good: la revolución gastronómicaPor eso, listamos aquí algunas de las principales tendencias de comida rápida en España en los últimos años. ¡Atrévete a ir más allá de las patatas fritas!

 

1) Poke Bowl 

Más completo que una ensalada y más barato que un sushi, el poke es la combinación perfecta de los dos. Este concepto, importado de Hawai, significa “cortar” y surgió de la necesidad de los pescadores locales de comer una comida rápida y fácil de preparar con ingredientes que  encontraban en el mar. 

Antiguamente el Poke era mucho más sencillo, hecho con una base de arroz, peces de roca,  algas y nueces. Con la popularización e internacionalización del plato, el poke fue incorporando ingredientes provenientes de otras culturas como salmón, atún, wasabi, salsa de soja, edamame, legumbres crudas o cebollas. Sin importar cuáles sean los toppings, los Poke Bowls siguen siendo muy ricos y nutritivos. 

 

2) Food Trucks

Estos camiones-restaurante se caracterizan por no tener una ubicación fija. Se mueven de acuerdo con las oportunidades que surjan y, aunque tengan un espacio reducido para la cocina, no significa que la calidad de su comida sea inferior. Este tipo de restaurante ya era muy popular en Estados Unidos y se renovó a partir de los años 2000 conquistando poco a poco a la clientela europea. 

Ahora es posible encontrarlos en muchos locales como ferias, festivales y eventos por todas las ciudades. Incluso, hay festivales dedicados exclusivamente a los food trucks. Gastronomía tailandesa, mexicana, argentina, italiana… hoy todos los conceptos y cocinas pueden adaptarse a este modelo.  

 

3) Sándwiches y bocadillos artesanales 

Prácticos para llevar a cualquier sitio y adaptables a cualquier paladar, los sándwiches tienen muchos puntos fuertes. Aunque originalmente fueron creados para comerse en pocos minutos y sin ningún placer, su modo de consumo ha evolucionado. Más que los tristes sandwiches que encontramos en las estanterías de los supermercados, hechos con pan de molde, queso y jamón dulce, este alimento ofrece miles de posibilidades y es allí donde reside su magia. 

Hoy es posible encontrar cientos de restaurantes especializados en sándwiches y bocadillos gourmet por toda España, que se destacan por su pan artesanal de calidad e ingredientes premium. Hummus, brotes de acelgas, rosbif, jamón serrado, encurtidos de rábanos, pulled pork… para el deleite de las papilas gustativas, la lista de posibilidades y combinaciones es infinita. 

 

4) Healthy  

Los tiempos cambian, así como nuestros hábitos de consumo. Si antes era normal comer alimentos llenos de grasa y azúcar todos los días, hoy nos centramos en comer comidas más sanas y con menos ingredientes procesados. Según una encuesta de Dalia Research, a 34% de los españoles les gustaría contar con una mayor oferta de restaurantes de comida sana en sus ciudades.

Para suplir esta demanda, año tras año surgen cada vez más restaurantes de comida saludable, flexitariana y orgánica. Esto no quiere decir que no ofrezcan opciones muy ricas. Al día de hoy, uno de los principales objetivos de los restaurantes de comida sana es agradar a todos los paladares, incluso a los que no están acostumbrados a este tipo de cocina. 

 

5) Tapas 

El clásico de la cocina española también se reinventó. Es cierto que las tapas fueron creadas como un alimento para picar, pero evolucionaron al punto de convertirse en mucho más que un entrante. Salir de “tapeo” el fin de semana es una verdadera costumbre española entre personas de todas las ciudades y clases sociales.

Pero que su preparación y consumo sean rápidos no impide que las tapas sean elaboradas. Hoy podemos encontrar desde restaurantes de tapas con chefs célebres, como es el caso de Tickets de Albert Adriá, hasta cadenas de restaurantes como La Sureña, que ofrece múltiples opciones de tapas clásicas de la cocina española como los huevos rotos o el tinglao andaluz. 

 

Estas opciones de comida rápida son tan populares que seguro ya probaste alguna de ellas. ¿Crees que nos faltó incluir alguna tendencia de fast food? ¡Cuéntanos!

manage cookies